Introducción

El número de espermatozoides ha disminuido en todo el mundo durante muchos años y el problema no muestra signos de desaceleración 1. Aunque los científicos no están seguros de las razones que hay detrás de la disminución general del recuento de espermatozoides en todo el mundo, muchas de las principales causas individuales del bajo recuento de espermatozoides son bien conocidas. También hay muchas opciones de tratamiento disponibles para mejorar sus posibilidades de tener un hijo.

¿Qué es exactamente un recuento bajo de espermatozoides?

El término “recuento de espermatozoides” se refiere al número de espermatozoides en una muestra de semen. Un recuento de espermatozoides bajo significa que tienes menos de 15 millones de espermatozoides por mililitro de semen.

“Oligospermia” es el nombre médico de un bajo recuento de espermatozoides. Si no hay ningún espermatozoide en una muestra de semen, los médicos lo denominan “azoospermia”.

¿Su recuento de esperma es realmente bajo?

Antes de que cunda el pánico, es importante asegurarse de que la prueba es precisa. El recuento de espermatozoides puede ser normal, pero puede aparecer como bajo si hay un problema con la prueba.

Los recuentos bajos de esperma pueden ocurrir por error si:

  • La prueba se realizó demasiado pronto después de una eyaculación anterior.
  • Una prueba se realizó demasiado pronto después de una enfermedad.

  • Se derramó algo de semen durante la recogida.

Si tiene dudas sobre la exactitud de los resultados, es conveniente repetir la prueba al cabo de una o dos semanas.

La forma más fiable de controlar el recuento de esperma es analizar varias muestras a lo largo de un periodo de tiempo. Los espermatozoides tardan 90 días en desarrollarse, por lo que es conveniente analizar el esperma una vez cada tres meses para detectar cualquier cambio significativo cuando se está intentando concebir.

Click en el botón para leer la comparación de los MEJORES suplementos de fertilidad masculina.

CLICK AQUÍ

¿Qué relación existe entre el recuento de espermatozoides y la fertilidad?

Para que una pareja conciba con éxito, es necesario que un espermatozoide fecunde a un óvulo. Esto se reduce al azar, por lo que para maximizar la probabilidad de concebir hay que intentar tener el mayor número posible de nadadores sanos para alcanzar y fecundar un óvulo.

Pero si un hombre tiene un recuento de espermatozoides bajo, hay menos espermatozoides y esto reduce las posibilidades de éxito de la concepción. Sin embargo, esto no significa que sea imposible.

Sólo significa que tardarás más en concebir con tu pareja. También es posible que tenga que hacer más intentos, especialmente alrededor de la fecha de ovulación de su pareja, ya que esto puede mejorar sus posibilidades de concebir. También puede significar que necesitas una ayuda adicional en forma de tratamientos de fertilidad.

En muchos casos, se puede mejorar el recuento de espermatozoides con la ayuda de tratamientos y cambios en el estilo de vida, lo que aumentará las posibilidades de concebir. Sin embargo, esto depende de la razón de su bajo recuento de espermatozoides, y es posible que tenga que discutir las mejores opciones para usted con su médico de fertilidad.

Síntomas de un bajo recuento de espermatozoides

Muchos hombres sólo descubren que tienen un recuento bajo de espermatozoides después de haber estado intentando concebir sin éxito durante algún tiempo. En general, si ha mantenido relaciones sexuales sin protección durante un año y no ha concebido, sería una buena idea acudir a su médico de cabecera o de fertilidad para comprobar que usted y su pareja están sanos.

Hay otros síntomas que pueden aparecer en los hombres con un recuento bajo de espermatozoides. Entre ellos se encuentran el dolor o la hinchazón en la ingle, el bajo deseo sexual, la disfunción eréctil o la reducción del vello en el cuerpo o la cara. Sin embargo, los síntomas dependen de la razón de su bajo recuento de espermatozoides, por lo que es poco probable que tenga todos estos síntomas juntos.

Causas del bajo recuento de espermatozoides

Hay muchas causas de un recuento bajo de espermatozoides. Para entenderlas mejor, es útil agruparlas en tres categorías principales: factores médicos, ambientales y de estilo de vida.

Causas médicas del recuento bajo de espermatozoides

Varicocele

Es la causa más común de los problemas de fertilidad en los hombres. El varicocele se produce cuando los vasos sanguíneos del interior del escroto se dilatan. Es útil pensar en ellos como el equivalente a las varices en las piernas.

El varicocele suele producirse porque las válvulas de los pequeños vasos sanguíneos no funcionan normalmente. Esto puede hacer que la sangre se acumule y se dilate dentro de los vasos sanguíneos. Este problema suele aparecer en adolescentes y hombres jóvenes.

La buena noticia es que los varicoceles son tratables. También son bastante comunes, y muchos hombres tienen varicoceles sin experimentar ningún problema con su fertilidad. En estos casos, no hay necesidad de tratamiento.

Pero en algunos hombres, el varicocele puede causar infertilidad. Los científicos no están seguros de por qué ocurre esto exactamente, pero creen que la temperatura es un factor clave.

Muchos científicos creen que la sangre acumulada en las venas dilatadas aumenta la temperatura dentro del escroto. El aumento de la temperatura puede ser leve, pero aún así puede ser suficiente para causar problemas, ya que esta parte del cuerpo es extremadamente sensible a la temperatura. Este cambio puede tener un efecto perjudicial en el número y la calidad de los espermatozoides producidos, lo que puede dar lugar a problemas de fertilidad.

En los hombres con problemas de fertilidad debidos al varicocele, el tratamiento habitual es la cirugía. Ésta bloquea el flujo sanguíneo a través de las venas dilatadas y la sangre se desvía a través de otros vasos. Esto puede hacerse como un procedimiento ambulatorio menor.

Problemas de eyaculación

Muchas condiciones de salud, como la diabetes y las lesiones de la columna vertebral, pueden causar problemas de eyaculación. En concreto, los hombres pueden sufrir eyaculación retrógrada o disfunción eréctil.

La eyaculación retrógrada se produce cuando el semen no sale de la punta del pene a través de la uretra durante un orgasmo. En su lugar, los espermatozoides entran en la vejiga, y este problema puede producirse tras una intervención quirúrgica en la próstata o la vejiga. En la disfunción eréctil, los hombres pueden tener problemas para desarrollar y mantener una erección durante el coito.

Los problemas de eyaculación pueden provocar infertilidad porque los espermatozoides no pueden llegar a su destino para fecundar un óvulo. Hay tratamientos disponibles en forma de medicamentos. El asesoramiento también puede ayudar en los casos de eyaculación precoz. Si estas opciones no funcionan, los tratamientos de fertilidad siguen siendo una opción, ya que los espermatozoides están sanos.

Medicamentos

Varios medicamentos tienen el efecto secundario no deseado de reducir la fertilidad. Uno de los culpables más comunes son los alfabloqueantes. Se trata de una clase de fármacos que se utilizan para tratar los síntomas asociados al agrandamiento de la próstata.

Algunos antifúngicos y antibióticos también pueden afectar a la fertilidad, así como los medicamentos de quimioterapia. Los esteroides anabolizantes se utilizan mucho para aumentar la masa muscular, pero también pueden afectar al desarrollo del esperma si se utilizan durante un largo periodo de tiempo. Esta es una de las principales causas de infertilidad prevenible.

Es importante comentar los efectos secundarios de cualquier medicamento con su médico de cabecera y discutir opciones alternativas si existe un riesgo significativo de daño a su fertilidad.

Infecciones

Las infecciones pueden afectar a la salud y el desarrollo de los espermatozoides. Las infecciones también pueden dañar el sistema reproductivo causando bloqueos y tejido cicatricial. Estas infecciones incluyen enfermedades inflamatorias como la epididimitis, así como algunas infecciones de transmisión sexual como la gonorrea.

En las infecciones agudas, los medicamentos son el tratamiento clave y es importante que se empiecen a tomar lo antes posible para evitar daños a largo plazo. En los casos en los que las infecciones crónicas han causado problemas intratables en el sistema reproductivo, todavía hay esperanza en la forma de una técnica llamada “recuperación quirúrgica de esperma”. Esto permite recoger espermatozoides sanos y utilizarlos en tratamientos de fertilidad como la FIV o la IIU.

Testículos no descendidos

Se trata de una afección común en la que uno o ambos testículos no han descendido al escroto. El nombre médico de esta situación es “criptorquidia”, y en circunstancias normales los testículos deberían descender antes del nacimiento.

El tratamiento de los testículos no descendidos puede ser hormonal o quirúrgico. Pero incluso después del tratamiento, los hombres que han tenido criptorquidia en el pasado tienen más probabilidades de ser infértiles.

El riesgo de infertilidad es mayor si el problema afecta a ambos testículos 2. Los hombres también experimentan peores problemas de fertilidad si su criptorquidia no fue tratada con suficiente rapidez. Esto se debe a que los testículos estuvieron expuestos a temperaturas más elevadas hasta llegar al escroto, que es más frío al encontrarse en el exterior del cuerpo. El tiempo extra de exposición a temperaturas más altas tiene un impacto negativo en el desarrollo de los espermatozoides.

Tumores

Los tumores pueden ser malignos o benignos, pero en ambos casos pueden afectar a la fertilidad masculina. El efecto exacto depende de las características del tumor.

Los tumores pueden afectar a la fertilidad al comprimir directamente las estructuras responsables del paso de los espermatozoides. Su efecto también puede ser indirecto, ya que pueden alterar los niveles de las hormonas del organismo responsables del desarrollo de los espermatozoides.

Además, la fertilidad masculina puede verse afectada por los tratamientos contra el cáncer, como la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. El efecto depende de la dosis y del tratamiento específico utilizado. La congelación de esperma es una forma útil de preservar la fertilidad en estos casos.

Problemas hormonales

El proceso de desarrollo del esperma está controlado por las hormonas. Se trata de mensajeros químicos que coordinan las acciones de diferentes partes del cuerpo, e incluyen la hormona luteinizante (LH), la hormona estimulante del folículo (FSH) y la testosterona.

El cerebro libera hormonas desde la hipófisis y el hipotálamo. Junto con la testosterona liberada por los testículos, se crea un sistema que inicia y controla el desarrollo saludable de los espermatozoides.

Si se produce un cambio en cualquiera de los niveles hormonales, esto afectará a su vez a las demás hormonas, lo que repercutirá en el proceso de desarrollo de los espermatozoides. Las glándulas suprarrenales y la tiroides también producen diferentes hormonas que pueden afectar a la fertilidad. El tratamiento depende de la gravedad y el tipo de trastorno hormonal.

Afecciones genéticas

Estas enfermedades son hereditarias y afectan al material genético de las células del cuerpo. Esto significa que estas afecciones pueden conllevar una serie de síntomas junto con problemas de fertilidad.

Algunos ejemplos de afecciones genéticas que provocan una reducción de la fertilidad en los hombres son el síndrome de Kartagener y el síndrome de Klinefelter. Aunque la afección en sí no sea tratable, los hombres pueden tener un hijo con la ayuda de medicamentos y tratamientos de fertilidad.

Problemas de transporte

Los espermatozoides se transportan a través de una red de vasos llamados túbulos. Si hay una obstrucción en los túbulos, los espermatozoides no podrán salir de la uretra y es posible que no haya suficientes espermatozoides en el eyaculado para que se produzca la fecundación.

Entre los pacientes con fibrosis quística, la mayoría de los hombres son infértiles. El conducto deferente es un tubo que transporta los espermatozoides desde los testículos hasta el pene, y en los hombres con fibrosis quística el tubo falta o está bloqueado. Los túbulos también pueden bloquearse por otros motivos, como una lesión traumática o una infección.

La buena noticia es que los propios espermatozoides están sanos. Esto significa que los espermatozoides pueden recogerse mediante un proceso denominado recuperación quirúrgica de esperma y pueden utilizarse en tratamientos de fertilidad.

Trastornos del sistema inmunitario

Pueden surgir problemas cuando el sistema inmunitario reacciona de forma exagerada a determinadas moléculas del organismo. Un ejemplo de ello es la enfermedad celíaca.

La enfermedad celíaca está causada por la reacción inmunitaria del organismo contra el gluten. Además de los síntomas gastrointestinales, la enfermedad celíaca puede tener un efecto negativo en la fertilidad masculina. Afortunadamente, los problemas de fertilidad y otros síntomas pueden mejorar si se sigue una dieta sin gluten 3.

Los anticuerpos antiespermáticos son otro problema inmunológico que afecta directamente a los espermatozoides. Esto puede ocurrir después de una lesión o una vasectomía que hace que la sangre y los espermatozoides entren en contacto, ya que normalmente están separados. Esto hace que el cuerpo se dirija por error a los espermatozoides con anticuerpos que intentan destruirlos. Los hombres con este trastorno pueden tener un hijo con la ayuda de tratamientos de fertilidad como la ICSI.

Cirugías previas

La cirugía más evidente que afecta a la fertilidad masculina es la vasectomía. Otros ejemplos son las reparaciones de hernias inguinales, las cirugías de próstata y las cirugías escrotales o testiculares.

Para reparar el daño causado al sistema reproductivo, puede ser necesario someterse a otro procedimiento quirúrgico. Por otra parte, si los espermatozoides están sanos, pueden recogerse quirúrgicamente y utilizarse en tratamientos de fertilidad.

Salud mental

La salud mental requiere tanta atención como la salud física, ya que ambas están interconectadas. Los datos lo corroboran, ya que los estudios han descubierto que la depresión y la ansiedad pueden reducir el recuento de esperma 4.

El estrés desempeña un papel importante en el control de los niveles hormonales del cuerpo. El cortisol es la hormona del estrés del cuerpo, y cantidades elevadas de ésta pueden reducir los niveles de testosterona, lo que perjudica el proceso de desarrollo del esperma 5.

Por lo tanto, es importante controlar los niveles de estrés en la medida de lo posible buscando formas de relajarse. Esto puede incluir dedicar tiempo a los pasatiempos y buscar el apoyo de los seres queridos.

El ejercicio es una excelente forma de relajarse. El ejercicio moderadamente intenso 6, yoga, y técnicas de meditación como mindfulness (MBSR) han demostrado ser eficaces para reducir los niveles de cortisol.

Pero asegúrate de no utilizar el alcohol para relajarte, ya que existe una fuerte relación entre el alcohol y la reducción de la fertilidad tanto en hombres como en mujeres 7.

Si necesita ayuda, hable con su médico de cabecera. Él podrá ayudarte a acceder a diversas fuentes de apoyo a la salud mental, como el asesoramiento.

Causas ambientales

El entorno puede tener un impacto negativo importante en su salud y su fertilidad. Pero, afortunadamente, tu exposición a estos factores está bajo tu control. Estos son los factores ambientales a los que debes prestar atención:

Radiación

Una forma común de radiación son los rayos X, y pueden afectar a la fertilidad al dañar la salud de los espermatozoides existentes, además del desarrollo de nuevos espermatozoides.

La regla general es que cuanto mayor sea la dosis, mayor será el daño. Las radiografías ocasionales no son motivo de preocupación, ya que después de dosis bajas o normales de radiación, el recuento de espermatozoides puede recuperarse. Pero después de dosis muy altas de radiación, el daño a la fertilidad puede ser permanente.

Toxinas

Los productos químicos industriales pueden tener un grave impacto en la fertilidad tras una exposición prolongada. La exposición profesional a sustancias químicas como herbicidas, pesticidas, bencenos y tolueno puede reducir el recuento de espermatozoides. El plomo, el cadmio y otros metales pesados también pueden perjudicar la fertilidad.

Altas temperaturas

Los espermatozoides son extremadamente sensibles a la temperatura. Por eso, la madre naturaleza se encargó de que los testículos estuvieran situados fuera del cuerpo, ya que esto les permite tener una temperatura más baja que el resto del cuerpo.

Los principales lugares que debes evitar son las saunas y los jacuzzis, ya que pueden hacer que tu temperatura testicular se dispare. El ordenador portátil también puede calentarse mucho, así que asegúrate de no apoyarlo en tu regazo durante mucho tiempo. Asegúrate también de que tu ropa interior y tus prendas no te aprietan demasiado en la ingle.

Causas del estilo de vida

Alcohol

El consumo excesivo de alcohol en forma de grandes borracheras puede disminuir los niveles de testosterona y, por tanto, reducir la fertilidad en los hombres. También puede causar disfunción eréctil.

Para mejorar el recuento de espermatozoides, beba con moderación e intente reducir la cantidad que bebe a diario. Asegúrate de evitar las borracheras y ponte en contacto con tu médico de cabecera para obtener más apoyo.

Fumar

El tabaquismo puede reducir significativamente el recuento de espermatozoides, así como la probabilidad de éxito en los tratamientos de fertilidad 8. Además, existe un mayor riesgo de exponer a tu pareja al humo de segunda mano, lo que puede perjudicar la fertilidad femenina y la salud del bebé durante el embarazo. El vapeo también es perjudicial para la salud y la nicotina puede reducir el número de espermatozoides 9.

Afortunadamente, el daño causado a los espermatozoides es reversible si se deja de fumar por completo. Esto puede ser difícil de hacer, y puede obtener ayuda de su médico de cabecera, así como recursos en línea.

Drogas recreativas

Las sustancias ilícitas pueden dañar la salud de diversas maneras, especialmente tras un consumo excesivo a largo plazo, y los espermatozoides no están exentos de ello.

La marihuana puede reducir la producción de esperma por los efectos del tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto psicoactivo de la droga. Los opioides también pueden perjudicar la fertilidad, ya que afectan a los niveles de testosterona.

También es importante recordar que las drogas ilícitas rara vez son puras, y a menudo están mezcladas con otras sustancias nocivas desconocidas. Por lo tanto, para aumentar el recuento de espermatozoides, evite por completo el consumo de sustancias ilícitas.

Peso

La obesidad puede reducir significativamente el recuento de espermatozoides, ya que afecta a los niveles hormonales que circulan por el organismo 10. Otro mecanismo por el que se ve afectado el recuento de espermatozoides es la temperatura, ya que la obesidad hace que la temperatura testicular aumente. Esto es especialmente perjudicial para el desarrollo de los espermatozoides.

Un IMC elevado se asocia a una menor fertilidad masculina 11. Por lo tanto, es una buena idea hacer ejercicio regularmente y seguir una dieta sana y equilibrada.

Cómo aumentar el número de espermatozoides

Desgraciadamente, en muchos casos se desconoce el motivo de un recuento bajo de espermatozoides. Tanto si conoce la causa de su bajo recuento de esperma como si no, las siguientes medidas pueden ayudarle a mejorar su recuento de esperma y sus posibilidades de concebir:

  • Dejar de fumar

  • Reducir el consumo de alcohol

  • Evitar las drogas ilícitas

  • Hacer ejercicio y mantener un peso corporal saludable

  • Mejorar su dieta para incluir un consumo saludable de frutas y verduras

  • Evitar las saunas y los jacuzzis

  • Usar ropa interior suelta y transpirable

  • Asegurarse de dormir lo suficiente y de cuidar su salud mental

  • Evitar la exposición a las toxinas ambientales

  • Tener relaciones sexuales con más frecuencia y sincronizarlas con la ovulación de su pareja

  • Si utiliza lubricantes, hacerlo con moderación, ya que pueden ralentizar los espermatozoides

  • Si toma medicamentos, preguntar a su médico si pueden afectar a su fertilidad

  • Utilizar un suplemento de fertilidad para aumentar su fertilidad

Conclusión

Es importante recordar que tener un recuento bajo de espermatozoides no significa que no pueda tener hijos. Pero es posible que le lleve un poco más de tiempo y le exija un mayor esfuerzo para asegurarse de que está lo más sano posible.

Hay muchos cambios que puede hacer para mejorar su estilo de vida y aumentar sus posibilidades de concebir. Pero asegúrate de esperar pacientemente para ver los resultados de tu duro trabajo, porque pueden pasar unos tres meses para ver la mejora de tu fertilidad.

Click en el botón para leer la comparación de los MEJORES suplementos de fertilidad masculina.

CLICK AQUÍ

OBTENGA SU PLAN DE FERTILIDAD Y ESTILO DE VIDA MASCULINO GRATIS CON 12 DELICIOSAS RECETAS Y EL PLAN DE COMIDAS GRATIS PARA LA FERTILIDAD MASCULINA

  1. Levine H, Jørgensen N, Martino-Andrade A, Mendiola J, Weksler-Derri D, Mindlis I, Pinotti R, Swan SH. Tendencias temporales en el recuento de espermatozoides: una revisión sistemática y un análisis de metarregresión. Human Reproduction Update. 2017. 23(6): 646-659.
  2. Fawzy F, Hussein A, Eid MM, El Kashash AM, Salem HK. Cryptorchidism and Fertility. Clinical Medicine Insights: Reproductive Health. 2015. 9:39-43.
  3. Freeman HJ. Reproductive changes associated with celiac disease. World Journal of Gastroenterology. 2010. 16(46): 5810-5814.
  4. Wdowiak A, Bień A, Iwanowicz-Palus G, Makara-Studzińska M, Bojar I. Impact of emotional disorders on semen quality in men treated for infertility. Neuro Endocrinology Letters. 2017. 38(1): 50-58.
  5. Ilacqua A, Izzo G, Emerenziani GP, Baldari C, Aversa A. Lifestyle and fertility: the influence of stress and quality of life on male fertility. Reproductive Biology and Endocrinology. 2018. 16:115.
  6. Maleki BH, Tartibian B, Chehrazi M. The effects of three different exercise modalities on markers of male reproduction in healthy subjects: a randomized controlled trial. Reproduction. 2017. 153(2): 157-174.
  7. Gude D. Alcohol and fertility. Journal of Human Reproductive Sciences. 2012. 5(2): 226-228.
  8. Kovac JR, Khanna A, Lipshultz LI. The Effects of Cigarette Smoking on Male Fertility. Postgraduate Medicine. 2015. 127(3): 338-341.
  9. Oyeyipo IP, Raji Y, Emikpe BO, Bolarinwa AF. Effects of Nicotine on Sperm Characteristics and Fertility Profile in Adult Male Rats: A Possible Role of Cessation. Journal of Reproduction and Infertility. 2011. 12(3): 201-207.
  10. Palmer NO, Bakos HW, Fullston T, Lane M. Impact of obesity on male fertility, sperm function and molecular composition. Spermatogenesis. 2012. 2(4): 253-263.
  11. Wang EY, Huang Y, Du QY, Yao GD, Sun YP. Body mass index effects sperm quality: a retrospective study in Northern China. Asian Journal of Andrology. 2017. 19(2): 234-237.